Espero que os gusten los conceptos de hoy.


Un saludo, os adjunto el relato de un servidor que han añadido a este libro.

IMG_1854

IMG_1853


      ¿Qué es la piedad, el bien, la justicia, etc.? Respondemos con otra pregunta. ¿La justicia es querida por los dioses (los hombres, el Estado, el parlamento, etc.) porque es justa; o porque los dioses (los hombres, el Estado, el parlamento, etc.) quieren la justicia es justa; es decir, establecen ellos qué e la justicia?

Dos ideas.

A) Debemos cuidar la salud espiritual de los jóvenes.

B) Nada le agradaba a Sócrates que no estuviera vinculado a la verdad

 


Buenos días:

En este humilde blog literario os invito a la lectura del libro :  “Sobre el silencio en la Postmodernidad“. PODÉIS VER UNA IMAGEN DEL  MANUSCRITO ORIGINAL. Al final se recogen unos poemas. Este es uno de ellos.

“Y luego dicen que el tiempo estaba quieto”.  Espero que os guste. Un fuerte abrazo.

Para adquirirlo en AMAZON


 

PortadaSOBREELSILENCIO

Les dejo el manuscrito original.

manuscritooriginalsobreelsilencio

Para adquirirlo por Amazon


Una reflexión para quienes quieran embarcarse en la aventura de la filosofía.


Desde le salón de la fantasía.


2019-05-22 18.13.14


“La poesía, señor hidalgo, a mi parecer, es como una doncella tierna y de poca edad, y en todo extremo hermosa, a quien tienen cuidado de enriquecer, pulir y adornar otras muchas doncellas, que son todas las otras ciencias, y ella se ha de servir de todas, y todas se han de autorizar con ella; pero esta tal doncella no quiere ser manoseada, ni traída por las calles, ni publicada por las esquinas de las plazas ni por los rincones de los palacios. Ella es hecha de una alquimia de tal virtud, que quien la sabe tratar la volverá en oro purísimo de inestimable precio; hala de tener, el que la tuviere, a raya, no dejándola correr en torpes sátiras ni en desalmados sonetos; no ha de ser vendible en ninguna manera, si ya no fuere en poemas heroicos, en lamentables tragedias, o en comedias alegres y artificiosas; no se ha de dejar tratar de los truhanes, ni del ignorante vulgo, incapaz de conocer ni estimar los tesoros que en ella se encierran. Y no penséis, señor, que yo llamo aquí vulgo solamente a la gente plebeya y humilde; que todo aquel que no sabe, aunque sea señor y príncipe, puede y debe entrar en número de vulgo. Y así, el que con los requisitos que he dicho tratare y tuviere a la poesía, será famoso y estimado su nombre en todas las naciones políticas del mundo”,


Ayer se me mojaron…, sin palabras…,

2019-10-13 08.28.43


2013– Ganador del Premio de Poesía “Caminos” de T. de Ardoz. Poema: “Nadie me dijo nada”.

Publicado posteriormente en el libro: “Diario de un papá filósofo”, Ed. Ledoria, Toledo. Link: 

AMAZON. “Diario de un papá filósofo” 

Diariodeunpapafilosofo

Estimados amigos pueden ver EL MANUSCRITO ORIGINAL: (Pinchar y descargar donde pone “ManuscritoOriginal”) y la PORTADA: ManuscritoOriginal

También les recuerdo que los beneficios económicos son destinados a http://www.andexcancer.com. PORTADADiariodeunapapa

Interesados pueden pedirlo por AMAZON

CASA DEL LIBRO

 

Nadie, cuando tú naciste, me dijo nada.

Besé temblando tu mano

y mi alma se estremeció al oír tu llanto.

¿Quién eres?, ¿cuál es tu nombre?, me pregunté admirado.

Y, aunque no dijiste nada,

tus ojos, caprichosos de luz y tiempo,

se tatuaron en mi alma.

Hasta ese momento, puedo afirmarlo sin duda alguna,

tuve guardado, bajo el velo del silencio,

el más bello de todos mis sentimientos.

Nadie me dijo nada y, sin embargo, te pido hijo mío,

si así puedo llamarte,

que salgas despacio a las calles del dolor

y disfrutes de la zubia de los colores

que esperan tu amor, que esperan tu tiempo.

Ahí está, hijo,

el trampolín de la vida que te permitirá saltar

a lo más profundo del mar.

Será allí donde aprenderás a jugar

con sueños de azúcar, con sueños de sal.

Allí aprenderás las más bellas palabras

llenas de arte y amor,

llenas de juego y azar. Porque la vida es todo eso,

arte, amor, juego y, sobre todo, azar.

Nadie me dijo nada, nadie me avisó

que  tendríamos tú y yo,

la misma piel,

las mismas manos,

los mismos ojos,

las mismas palabras…, los mismos sentidos

y distinta alma.

Hijo, si así puedo llamarte,

si mi piel es tu piel,

si mis manos son tus manos,

si mis ojos son tus ojos,

si mis palabras son tus palabras…, si mis sentidos son tus sentidos,

si mi alma no es tu alma…,

sólo te pido, por favor,

que no alteres la serenidad de tu calma

la armonía tus rasgos

y los eternos cristales de agua que

en mi rostro has dejado.

Hijo, nadie me dijo nada y ahora he sido capaz de entender

el envejecido misterio de ser padre

y el futuro de esperanza que para ti se levanta.

Presentación en YouTube