Buenos días.

No hago preámbulos. Ayer leímos y comentamos en grupo estas reflexiones del libro mencionado. (Abajo verán no sólo la foto de la portada sino el manuscrito original, escrito a mano. A mí mismo me impacta tocar esas páginas)

  1. El mayor problema postmoderno no ha sido la muerte de Dios ni que, como decía Espinosa [ESPINOSA, ÉTICA, Parte IV, Prop. XXXV, Escolio.], el hombre sea un dios para el hombre. No, estos no son los problemas. El verdadero problema es que hemos logrado sentirnos ajenos a nosotros mismos. Ya no conocemos nuestros afectos, nuestros sentimientos, lo más profundo de nuestro ser…, el tiempo en el que vivimos envueltos…, ya no conocemos el valor del silencio.
  2. Desde Hegel se considerado que la frase “Dios ha muerto” expresa, primero un sentimiento y, segundo, un estado de la conciencia. Para Hegel la muerte de Dios se produce en el interior del hombre. Para Nietzsche, en cambio, la muerte de Dios se produce en el mundo exterior, en la vida del hombre y los valores que le han movido. En la postmodernidad hemos encontrado que quien ha muerto ha sido el Hombre y esta muerte del Hombre se da en los mismos tres ámbitos; en nuestro “intimum meum”, en nuestro “pathos” –que es el núcleo de nuestros sentimientos-, y en nuestra vida exterior. Después de todo esto sólo nos queda una voluntad de vacío.

Para adquirirlo en AMAZON


 

PortadaSOBREELSILENCIO

Les dejo el manuscrito original.

manuscritooriginalsobreelsilencio

Para adquirirlo por Amazon


Buenos días:

Hace poco me pedían una recomendación para introducirse en la Psicología. He vuelto a leer este libro que ya leí en 1993. Bueno, como libro introductorio a esta ciencia está muy bien. ¡Adelante!

Resultado de imagen de RICHARDSON, Ken, Para comprender la psicología, Ed. Alianza, Madrid, 1993.