«Nadie me dijo nada». Poema del libro «Diario de un papá filósofo».

20/09/2019

2013– Ganador del Premio de Poesía “Caminos” de T. de Ardoz. Poema: “Nadie me dijo nada”.

Publicado posteriormente en el libro: “Diario de un papá filósofo”, Ed. Ledoria, Toledo. Link: 

AMAZON. «Diario de un papá filósofo» 

Diariodeunpapafilosofo

Estimados amigos pueden ver EL MANUSCRITO ORIGINAL: (Pinchar y descargar donde pone «ManuscritoOriginal») y la PORTADA: ManuscritoOriginal

También les recuerdo que los beneficios económicos son destinados a http://www.andexcancer.com. PORTADADiariodeunapapa

Interesados pueden pedirlo por AMAZON

CASA DEL LIBRO

 

Nadie, cuando tú naciste, me dijo nada.

Besé temblando tu mano

y mi alma se estremeció al oír tu llanto.

¿Quién eres?, ¿cuál es tu nombre?, me pregunté admirado.

Y, aunque no dijiste nada,

tus ojos, caprichosos de luz y tiempo,

se tatuaron en mi alma.

Hasta ese momento, puedo afirmarlo sin duda alguna,

tuve guardado, bajo el velo del silencio,

el más bello de todos mis sentimientos.

Nadie me dijo nada y, sin embargo, te pido hijo mío,

si así puedo llamarte,

que salgas despacio a las calles del dolor

y disfrutes de la zubia de los colores

que esperan tu amor, que esperan tu tiempo.

Ahí está, hijo,

el trampolín de la vida que te permitirá saltar

a lo más profundo del mar.

Será allí donde aprenderás a jugar

con sueños de azúcar, con sueños de sal.

Allí aprenderás las más bellas palabras

llenas de arte y amor,

llenas de juego y azar. Porque la vida es todo eso,

arte, amor, juego y, sobre todo, azar.

Nadie me dijo nada, nadie me avisó

que  tendríamos tú y yo,

la misma piel,

las mismas manos,

los mismos ojos,

las mismas palabras…, los mismos sentidos

y distinta alma.

Hijo, si así puedo llamarte,

si mi piel es tu piel,

si mis manos son tus manos,

si mis ojos son tus ojos,

si mis palabras son tus palabras…, si mis sentidos son tus sentidos,

si mi alma no es tu alma…,

sólo te pido, por favor,

que no alteres la serenidad de tu calma

la armonía tus rasgos

y los eternos cristales de agua que

en mi rostro has dejado.

Hijo, nadie me dijo nada y ahora he sido capaz de entender

el envejecido misterio de ser padre

y el futuro de esperanza que para ti se levanta.

Presentación en YouTube

 

20 respuestas hasta “«Nadie me dijo nada». Poema del libro «Diario de un papá filósofo».”

  1. Reyna Borzino said

    ¡Que hermosa poesía! Altas emociones que rebalsan y llenan el alma. Felicitaciones!!!

  2. Virginia Duran said

    ¡Me encantó!

  3. Me he dejado llevar por estas palabras, calan hondo en mi.
    Un abrazo 🌹

  4. Que hermoso poema. felicidades.

  5. Gracias. Hermoso. Siento que has sacado esas palabras inclusive de lo que yo siento ahora que mi adolescente se va lejos a estudiar. Gracias.

  6. ¡Bellísimo y directo al corazón!

  7. Me gustó la vida es arte y amor. Así mismo es.

  8. FBBJL*35 said

    Nadie antes de que nacieras, me dijo lo que ser padre significaba
    Te recibí con temor, al pensar en lo poco que te podría ofrecer
    Al contemplarte, mi mente no reaccionaba
    Aturdida, por las numerosas preguntas
    Y las escasas respuestas
    Surgían emociones, y un sinfín de preocupaciones
    Nadie me mostro, que gran responsabilidad asumía
    La de además de quererte, cuidarte y protegerte
    Y si algo en este mundo te ocurriera, yo el primer culpable fuera
    Es este mundo, un campo lleno de obstáculos
    En el que se puede encontrar la felicidad
    Pero más fácilmente, se encuentra la desdicha

    Los primeros años, para mi serán de inquietud, tratando de entender lo que te ocurre o lo que me quieres transmitir
    Para ti serán de despreocupación, exploración y aprendizaje
    Los siguientes serán, de evolución y superación
    Afrontando retos, dificultades, competencia, y comenzando a sufrir las obligaciones
    Tratando de no dejar de ser quien eres, para ser lo que otros esperan que seas
    Tratando de conseguir un lugar en la vida, que te proporcione lo que necesitas para vivir
    Porque aunque a lo largo del camino yo te pueda ayudar, lo más difícil, solo tú lo tendrás que lograr
    Tampoco mi parte será sencilla
    Tendré que cuidar mis palabras y mis gestos, para que sean los adecuados
    Para no defraudar, lo que pensaras en los primeros años, que es el ejemplo a imitar
    Tendré que cuidar mis palabras y mis gestos
    Para en nuestra comunicación evitar imponer, y lograr convencer
    Tendré que cuidar mis palabras y mis gestos, para no defraudar, y que con el tiempo me llegues a despreciar o tal vez a odiar
    Tendré que esforzarme, para transmitirte esperanza, aunque yo no la encuentre
    Tendré que mostrarte, para que la decepción no te haga daño, que la vida, es un enorme decorado, en el que casi nada es lo que parece
    Tendré que evitar pretender, que seas lo que yo no conseguí ser
    Tendré que intentar, que llegues a sentirte orgulloso de ser mi hijo
    Y tendré que encontrar una respuesta
    Para esa terrible pregunta
    ¿ Por qué me abriste la puerta a este mundo ?
    Si sabias, lo difícil que sería encontrar en él la felicidad
    Pues si el día llegara, que esa pregunta surgiera
    No te podría responder
    Nadie antes de que nacieras, me dijo que la pregunta correcta
    No era si yo quería ser padre
    La correcta era
    Si ese futuro ser, siendo mi hijo, en este mundo, feliz podría llegar a ser.
    FBBJL*35 240122

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: